Cuando el artista que hay dentro de cada uno de nosotros está vivo, nos convertimos en criaturas buscadoras, valientes, expresivas. Inquietamos, iluminamos y abrimos caminos hacia el entendimiento superior. R. Henri, 1923.

 

 

sacred abstractions